miércoles, 11 de mayo de 2011


Hay momentos en los que la felicidad se basa en la promesa de que algo no va a suceder nunca más. Y es que en esos momentos esa promesa lo es todo. Hay situaciones inaguantables, que no puedes dejar que se vean repetidas y… hay que poner el mayos esfuerzo en ello



1 comentario:

  1. una promesa que nunca va a suceder de nuevo... si verdad?

    ResponderEliminar